15/4/14

La lengua castellana es machista

 La lengua castellana es machista
(según el experto en lenguas Francois)


Perro = Mejor amigo del hombre
Perra = Puta


Aventurero = Osado, valiente, arriesgado. 
Aventurera = Puta


Cualquier   = Fulano, Mengano, Zultano
Cualquiera = Puta


Callejero  = De la calle, urbano.
Callejera  = Puta


Hombrezuelo = Hombrecillo, mínimo, pequeño
Mujerzuela    = Puta


Hombre público = Personaje prominente. Funcionario público.
Mujer pública    = Puta


Hombre de la vida = Hombre de gran experiencia.
Mujer de la vida    = Puta


Puto = homosexual
Puta = puta 

Zorro  =  Héroe justiciero
Zorra  =  Puta

Atrevido = Osado, valiente.
Atrevida = Insolente, mal educada. 

Soltero = Codiciado, inteligente, hábil.
Soltera = se queda para vestir santos, lenta, fea. 

Héroe = Ídolo.
Heroína = Droga 

Suegro = Padre político.
Suegra = Bruja.


Machista  = Hombre muy macho.
Feminista = Lesbiana. 

Don Juan    = Hombre en todo su sentido.
Doña Juana = La mujer de la limpieza.


Dios = Creador del universo y cuya divinidad se transmitió a su Hijo varón por línea paterna.
Diosa = Ser mitológico de culturas supersticiosas, obsoletas y olvidadas. 


14/4/14

Muere el presidente paraguayo

Se muere el presidente paraguayo y lo velan en Asamblea Nacional.  
A los costados del féretro hay dos soldados inmutables.
En eso aparece una viejita con una bolsa de comida y empieza a 
poner dentro del ataúd, zanahorias, tomates, lechuga, ante la mirada
sorprendida de los soldados.
Mientras la anciana continuaba colocando alimentos, uno de los soldados le dice:
- Señora, por favor, ¿qué está Ud. haciendo?
La anciana, mientras continúa poniendo comida, le responde:
-¿Y qué quiere? ¿Que los pobres gusanos coman mierda solamente?

------------------------------------------------------------------------------------------------------

Se muere el presidente paraguayo y por piedad de Dios es llevado hasta el cielo. Lo recibe San Pedro y comienza a tomarle los datos. Una vez completado el formulario, lo pone en espera en una sala llena de relojes. Cada reloj tiene el nombre de un país diferente.
Todos funcionan a distinto tiempo.
El presidente paraguayo se intriga y le pregunta a un angelito que andaba por la sala:
- Disculpame, estaba observando los relojes y me he dado cuenta que algunos andan despacito y otros van más rápido.
- ¿A qué se debe esa diferencia horaria?
El angelito sonríe y le responde:
- Mire, con estos relojes Dios mide la corrupción del mundo.
Por ejemplo, mire aquel de arriba de todo, en Suiza no hay corrupción.
Ahora mire aquel de más abajo. Ese es el de Brasil.
Sus agujas giran rápidamente por la gran corrupción que hay en ese país.
El presidente paraguayo se queda mirando y ve como giran lentas las agujas 
de Inglaterra, Francia, Finlandia y otros tantos países, pero nota con asombro que Paraguay no tiene reloj. Entonces, sorprendido le pregunta al angelito:
- He notado que mi país no tiene reloj.. Evidentemente, en mi país no hay corrupción!
¡¡Eso me llena de alegría!!
El ángel le responde:
- ¡¡No, el de Paraguay está arriba y lo usamos como ventilador de techo!!

  ---------------------------------------------------------------------------------------------------

Muere el presidente paraguayo, Dios y el Diablo se pelean porque ninguno de los dos lo quiere recibir. En vista que ninguno cede y no hay acuerdo, recurren a mediadores, estos deciden una propuesta de aceptación obligatoria; que alterne un mes en el cielo y otro en el infierno.
El primer mes el presidente paraguayo va al cielo y Dios se vuelve loco porque le da vuelta a todo; bloquea los elementos de la oración y la liturgia.
Disuelve el sistema de Asesoría a personal de los ángeles. Subasta las nubes.
Le regala un kilómetro cuadrado de cielo al infierno. Nombra arcángeles provisionales.
Les interviene las comunicaciones a los Santos. Cambia de chapas las puertas de San Pedro. Envía un proyecto de ley a los apóstoles para reformar los Diez Mandamientos y darle amnistía a Lucifer. En el cielo se declara la brutalidad y Dios no ve la hora que se 
cumpla el día 30 para que se largue al infierno.
Cuando el presidente paraguayo va al infierno, Dios respira aliviado.
Pero al acercarse El día 20,comienza a sufrir nuevamente pensando que en 10 días tiene que volver a verlo.  Sin embargo llega el primer día del siguiente mes y nada.
El 5º día y nada, no aparece. Primero Dios estaba feliz, pero luego se quedó pensando que acaso se haya quedado más tiempo en el infierno y luego pueda tocarle dos meses seguidos en el Paraíso... Con sólo pensarlo se desespera, y Dios decide llamar por teléfono al infierno para preguntarle al diablo qué es lo que ocurre.
Ring...ring...ring..!!!, contesta un empleado y Dios pregunta:
"-Por favor, ¿me puede comunicar con el Diablo?"
¿Cuál de los dos?, contesta el empleado, ¿El colorado con cuernos o el Colorado Oficialista? 



11/4/14

7/4/14

Chistes y chicas de bar

 Un señor de mediana edad lleva una hora sentado en un bar mirando la copa sin beberla, 
cuando llega un camionero alto y gordo y se bebe la copa de un solo trago.
El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le dice:
- ¡Vamos, buen hombre, era solo una broma, ahora le pido otra copa!
El señor le contesta:
- No, no es eso, es que hoy ha sido el peor día de mi vida.
Primero, llego tarde al trabajo y me despiden.
Luego, al llegar donde había dejado mi coche, veo que se lo habían robado.
Camino a mi casa y veo a mí mujer con otro hombre, vengo para acá, y cuando por fin iba a terminar con todo esto, llega usted y se toma mi veneno.


 Llega un gaucho a un bar con una radio bajo el brazo ofreciéndola en venta.
En una mesa cercana hay varios hombres quienes al verlo tan humilde se proponen quitarle la radio sin pagarle un centavo.
Uno de los citadinos le comenta a los otros: 
- Les aseguro que con unos vinos encima, ese gaucho terminará rebajando el costo de la radio hasta casi nada. 
Por lo que lo invitan a sentarse con ellos. Entonces, pregunta uno:
- ¿En cuánto nos vendes tu radio?
- Por 100 pesos, responde de manera ingenua.
- Muy bien, vamos a tomarnos unos vinos y luego hablamos. 
Al cabo de un rato ya se han tomado varios vinos cada uno y el hombre vuelve a preguntar:
- Y entonces, ¿En cuánto la vendés?
- Bueno, deme 50 pesos, responde el gaucho. 
- Me parece mejor, dice el otro.
- ¡Vamos, te invito a otro vaso de vino!
Luego de un buen rato le pregunta nuevamente al gaucho
- Y ahora, ¿Por cuánto me la vendés?
- Deme 20 pesos para poder irme a mi casa. 
El otro hombre, viendo la posibilidad de quedarse con la radio por menos dinero, decide continuar con la ronda de vinos y luego de otro buen rato insiste: 
- Y ahora buen hombre, ¿Por cuánto me lo vendés?
- Le voy a decir la verdad, yo quería vender la radio para tomarme unos vinitos pero, como estoy bebido ya no quiero venderla.


 Un hombre está en la barra y le dice al barman:
-Te apuesto 200 pesos que yo orino en el vaso que está a 5 metros sin tirar ninguna gota de orina en el piso.
-Bueno le contesta el barman.
El hombre saca su pene y piensa en el vaso, en su pene, en el vaso, en su pene y de pronto sale la orina, orina la mesa, el pool, la barra y todo el bar. 
-El hombre riéndose va al fondo del bar y habla con unos jóvenes y trae los 200 pesos y se los da al barman.
El barman le dice: 
-Sos bastante boludo, acabás de perder 200 pesos.
Y el hombre le contesta:
-¿Ves aquellos jóvenes del fondo? les aposté 500 pesos a que orinaba en todo el bar y que vos no te ibas a enojar!!.


 Un mendigo entra a un bar y le dice al mozo: 
- Poneme un vino rápido que va haber una pelea.
Llega a la caja y le pregunta el mozo: 
- ¿dónde va ser la pelea?
- La pelea va a ser en este bar porque no tengo para pagarte.

Una pareja estaba haciendo sus compras para el hogar.
De repente la esposa se da cuenta que su esposo no está.
La señora se enfurece y llama a su esposo al celular:
- ¿Dónde te metiste, desgraciado?
- Mi amor, ¿te acordás de la joyería en la que viste el collar de perlas y el reloj de los cuales te enamoraste?
¿Y te acordás que te dije? Mi amor no te preocupes, algún día serán tuyos.
La mujer ruborizada y con mucho amor le contesta:
- Sí, ya me acordé mi cielo, mi gordito lindo y hermoso, corazoncito bello, divino, mi encanto.
- Bueno, pues estoy en el bar que está justo enfrente.


 Entra un hombre en un bar pateando las puertas y preguntando en tono grave y fuerte:
- ¿Dónde está el gallo?
Y nadie le responde, y replica de nuevo en tono aún más fuerte:
- ¿Dónde está el gallo?
Y terminando la frase se levanta un hombrón fornido y responde:
- ¡Aqui estoy!
Y el otro temblando de miedo le dice.
- ¿Podés despertame a las cinco de la mañana por favor?

Desde que era pequeño siempre tenía miedo de irme a acostar porque creía que había alguien debajo de mi cama.
Cansado de esto, un día fuí a ver a un psiquiatra y le expliqué:
-Tengo problemas. Cada vez que voy a acostarme creo que hay alguien debajo de mi cama.
Tengo miedo. ¿Me estaré volviendo loco?
-Dejame eso a mi y en doce meses te curo. Vení a verme tres veces a la semana.
-¿Y cuanto me cobra doctor?
-Cien pesos por sesión, contestó el doctor.
-Bueno, un poco caro pero si me cura, vale la pena.
Seis meses después, me encontré con el doctor en el cine.
-¡Ey! Usted dejó de venir a mi consulta después de la tercera vez. ¿Por qué no regresó?
-Bueno, doctor, cien pesos por consulta tres veces a la semana por doce meses es bastante dinero.
Encontré un mozo en el bar que me curó en una sola sesión por veinte pesos! Estaba tan contento con el dinero que ahorré, que me compré un coche nuevo.
-No me diga, dijo el psiquiatra algo molesto. ¿Y se puede saber como un mozo que solo sabe de servir copas, lo curó veinte pesos?
-¡Me dijo que cortara las patas de la cama! ¡¡Ahora ya no puede haber nadie ahí abajo!!


 Estaba un mozo esperando al primer cliente, cuando al cabo de varias horas, entra un caballo, se sienta y pide un vino.
El caballo se toma el vino y le pregunta cuánto le debe.
El cantinero asombrado al ver al caballo hablando, le dice:
- Son 50 pesos. 
El caballo saca un billete, le paga y se levanta para irse. El mozo sorprendido le dice:
- No se vaya, es la primera vez que un caballo me pide un trago!!
- Y será la última, señor mío, ¡Con esos precios!


Le dice un amigo a otro:
-¿Qué te pasa que te veo preocupado? 
-Resulta que mi mujer se pasa todas las noches de bar en bar! 
-Cuanto lo siento, ¿Y bebe mucho? 
-No bebe nada, solo me busca! 

Llega un ciclista muy cansado a un bar que estaba lleno hasta el techo, y le dice al mozo: 
-¡Mozo, por favor!
-¿Si?
-¿Me da una caja de gaseosa?
-¿De qué gusto quiere?
-Me da igual, es para sentarme.


 Se encuentra un señor a una muchacha en un bar y le dice: 
- Que bella se ve usted con dos tragos adentro.
La muchacha se quedó un poco extrañada, y le dice:
- ¡Pero si yo no estoy tomando!
- Usted no, ¡Pero yo sí!

Llega un hombre a un bar, mientras se dirige a la barra, todas las personas lo miran asombrados, llega aquel tipo y pide un vino, y el mozo le dice:
- Usted es bombero, ¿no?
El hombre se sorprende y le pregunta:
- Si, ¿Y usted como lo supo?
- Me dí cuenta por la forma de caminar, la forma de abrir la puerta, la forma que levanta usted la barbilla, las botas, el casco y el traje antillamas.


 Una pareja se conoce en un bar después de dos copas, ella, muy vanidosa, pregunta: 
- ¿Qué edad crees que tengo?
- Por la mirada, 25 años, por tu piel, unos 20, por ese cuerpo, 18
- ¡Madre mía! vos sí que sabés seducir a una mujer, y ahora ¿qué vas a hacer?
- La suma!!

Se encuentran 2 borrachos en un bar. Uno de los dos tiene moretones por todas partes, así que su amigo le pregunta:
-Che compadre ¿que te pasó? tenés la cara como si te hubiera atropellado un camión...
-No me preguntés compadre... me avergüenza decirlo.
-Contame compadre, por ahi yo te puedo ayudar -insiste el otro.
-Bueno compadre pero no te burles... lo que pasa es que cuando llego muy borracho a mi casa, ¡mi mujer me pega! ¿a vos no te pega tu mujer?
-Antes si, pero ahora tengo una estrategia que no falla.
-Que bueno, ¿me podés decir cual es esa estrategia? 
-Muy fácil compadre: cuando llego a la casa, desde que abro la puerta, empiezo a gritar "prepárate mi amor que esta noche te voy a hacer el amor toda la noche"
-¿Y luego que pasa?
-Que cuando yo entro al dormitorio, ¡ella se hace la dormida para no atenderme!


 Dos borrachos le preguntan al mozo dónde queda el baño, el mozo le dice:
- Por el pasillo a la mano derecha, bajan dos escalones y ahí están los baños.
- Hip, ok gracias.
Cuando van por el pasillo uno le dice al otro:
- Che, ¿Era pa' la derecha o pa' la izquierda?
- El mozo dijo pa' la izquierda.
Pero para el lado izquierdo estaban reparando un ascensor, se caen por el hueco, segundos después, uno se levanta, con gran esfuerzo y le dice al otro:
- Yo no sé vos, pero yo me voy a mear acá, yo no voy a bajar el otro escalón.


 Un tartamudo ensaya en su casa para pedir vino en un bar. Y el hombre empieza…
- vi-vi-vi-vi-no!, vi-vi-no!, vi-vi-no! ¡vino!.
Se va al bar y el mozo pregunta: 
- ¿Que desea señor?
- Vino.
Al dia siguiente ensaya otra palabra:
-Ca-ca-ca-café!, ca-ca-café!, ca-ca-café! ¡café!
Se va al bar y el mozo pregunta: 
- ¿Que desea señor?
- ¡Café!
Con azúcar o edulcorante?
- ¡Vino!


 Dos amigos en un Bar:
- A mi lo que más me gusta de las mujeres son las piernas
- Que curioso, ¡eso es lo primero que yo aparto!

Llega un arriero a un bar y le dice al barman:
-¡Una copa por favor!
El barman se la sirve, y el señor se la da al caballo.
El caballo se toma la copa y el señor pide otra copa para su caballo
El caballo se toma la copa, y entonces le pregunta el barman:
-¿Señor, usted no va a tomar nada?
-¡No, yo tengo que manejar!


Tres hombres y una mujer estaban tomando café en la Plaza de san Pedro.
El primer hombre dice a sus amigos:
-Mi hijo es sacerdote, y cuando entra a algún lugar, todos lo llaman "Padre".
El segundo hombre dice:
-Mi hijo es obispo, y cuando entra a algún lugar, la gente lo llama "Su Gracia".
El tercer caballero exclama:
-Mi hijo es cardenal, cuando entra a algún lugar, todo el mundo inclina la cabeza y dice "Su Eminencia".
Como la única mujer a la mesa sorbía su café en silencio, los hombres le dan un sutil toque:
-¿Y bien...?
Ella responde con orgullo: 
-Tengo una hija que es rubia, 90 cm de busto, 60 de cintura y 90 de cadera. Cuando ella entra en cualquier lugar, la gente dice: "¡Dios mío!"

El conocido borracho entró al bar y se sentó en su lugar favorito. 
Después de los saludos de rigor, le comentó a sus amigos:
- Mi mujer me ama como jamás ninguna mujer amó a un hombre.
- Ah, ¿sí? Y por qué che? preguntó el mozo que ya le tenía confianza.
- Bueno, la semana pasada me dieron tres días de reposo por enfermedad en el trabajo.
Mi esposa estaba tan contenta de tenerme en casa, que cada vez que venía el lechero, el sodero o el cartero, salía corriendo a la calle agitando los brazos y gritando: 
- "¡Mi marido está en casa, mi marido está en casa!"


Mas diversión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...